Castidad masculina

Mostrando todos los resultados 5

Productos 1 - 5 de 5. Productos en la página

Un cinturón de castidad es un artilugio para mantener a una persona en estado de castidad o ausencia sexual. A la hora de mantener relaciones y en especial en el BDSM, el uso del cinturón de castidad es un preámbulo al sexo. Con el logras el dominante y el sumiso. Este juego puede durar horas y ambos no es necesario que ambos estén en la misma habitación.

La mayoría de los hombres tienen miedo, aunque hay otros a los que les entusiasma. Tener el pene enjaulado puede ser de lo más excitante. Hay gente que dice que el hecho de privarte del orgasmo hace que aumente las ganas de mantener relaciones sexuales además de mejorar la concentración.

Este artilugio lo suelen usar más los hombres. Normalmente se emplea para que el hombre se acerque a su lado femenino, es decir, que escuche y comprenda mejor a su pareja. Por el contrario, para las mujeres suele ser más para reprimir su libido y que ejerciten su deseo sexual, para que solo se avive cuando la pareja dominante decida.

¿Cómo se usa el cinturón de castidad?

La forma de colocarlo es muy fácil, sobre todo los que son de acero.

-Primero: se recomienda lubricar el interior del anillo y la estructura para facilitar la introducción.
-Segundo: pon la cubierta de forma plana para que la punta apunte a tu ombligo. Luego desliza los testículos a través del anillo.
-Tercero: desliza el pene por el anillo.
-Cuarto: levanta la cubierta y desliza el pene en el interior.
-Quinto: coloca las tiras de cierre y ajusta alrededor de la funda.
-Sexto: pon el candado para los remaches

¿Cómo elegir el diámetro del anillo?

Necesitas una cuerda de 30 cm de largo. La colocas alrededor de tu escroto y pene.
Cuando hagas la vuelta, haces un doble nudo de modo que quede bien apretado.
A continuación, deja la cuerda durante 5 minutos para asegurarte del diámetro correcto sin cortar demasiado el riego sanguíneo.
Luego corta la cuerda con unas tijeras y mide la longitud de la cuerda.

TE RECOMENDAMOS