Fetiche

El fetichismo sexual o el fetichismo erótico es una fijación sexual en un objeto no vivo o en una parte del cuerpo no genital. El objeto de interés se llama fetiche; la persona que tiene un fetiche por ese objeto es un fetichista. Un fetiche sexual puede considerarse una ayuda no patológica para la excitación sexual o un trastorno mental si causa un malestar psicosocial significativo a la persona o tiene efectos perjudiciales en áreas esenciales de su vida. La excitación sexual por una parte del cuerpo en particular puede clasificarse además como parcialidad.

Aunque las definiciones médicas restringen el término fetichismo sexual a objetos o partes del cuerpo, el fetiche puede, en el discurso cotidiano, referirse también al interés sexual por actividades específicas.

En el lenguaje común, la palabra fetiche se refiere a cualquier estímulo sexualmente excitante, no todos los cuales cumplen los criterios médicos del fetichismo. Este uso más amplio del fetiche abarca partes o características del cuerpo (incluyendo la obesidad y las modificaciones corporales), objetos, situaciones y actividades (como fumar o el BDSM). Parafilias como la urofilia, la necrofilia y la coprofilia se han descrito como fetiches.

En la actualidad

Fetiche sexual, hoy en día, podemos hablar desde, máscaras, perfumes, tacones altos, zapatillas, guantes de media manga, artículos de cuero o látex en general, botas, gorras y fustas.

Los fetiches sexuales existen desde las cavernas.

Los fetiches sexuales más comunes

Podemos empezar desde los más comunes a los más raros.

Los más comunes los podemos encontrar en oriente como son los velos, en china lo son las sedas, en Grecia encontramos los peplos y en Roma, túnicas trasparentes.

Actualmente encontramos fetiche incluso la ropa casual que marca las formas del cuerpo hasta los artículos de los sex shop; como cadenas, adornos de sujeción, tacones, botas, bodis de malla, máscaras, etc.

Dentro de los más raros, encontramos plumas exóticas, telas orientales, joyería erótica, vibradores o bolas chinas.

Los fetiches sexuales mejoran la relación de pareja

Los fetiches y los juguetes eróticos ayudan a romper la monotonía.

TE RECOMENDAMOS