Pinzas para pezones

Pinzas para pezones

Dentro de las prácticas consideradas fetish, las pinzas para pezones son uno de los juguetes más diminutos que existen. Si bien generalmente utilizados por mujeres, debido a la mayor sensibilidad que presentan en la zona, las pinzas para pezones pueden utilizarse sin importar el género.

Este tipo de juguete erótico es sumamente sencillo, sin embargo, puede generar muchísimo placer. Antes que nada, no, no son dolorosos, ninguno de estos juguetes sexuales busca proporcionar dolor, sino placer. Generando una ligera presión en nuestros pezones, una zona con muchas terminales nerviosas, nos encontraremos ante la sorpresa de una estimulación que seguramente no nos esperábamos. Este dulce pellizco puede regularse, de acuerdo a nuestra sensibilidad y nuestro umbral de dolor. Recuerda, como hemos dicho, que no debe ser doloroso, sino placentero. Funcionan incrementando la sensibilidad de esta zona. Es muy común que, dentro de las prácticas sexuales más convencionales, nuestra pareja juegue dándonos pequeños mordiscos en los pezones, es precisamente ese límite entre la presión justa y el grado extra de presión que lo vuelve tan excitante. En el caso de las pinzas para pezones, esa presión y esa excitación es constante. Ideal para utilizar en pareja o para jugar sola, se trata de una forma diferente de placer.

¿Cómo elegir unas pinzas para pezones?

Al contrario de lo que pueda creerse, existen muchas opciones dentro de lo que son las pinzas para estimular los pezones. Desde el tipo de material con el que están hechas, el formato de agarre, a la opción de pinzas con vibración.

Por lo general son de metal y se encuentran recubiertas en silicona para no lastimar la zona y volverlas agradables al tacto. Otras, en cambio, son de plástico o directamente de silicona. Como hemos dicho, puede regularse el nivel de presión ejercida, esto es fundamental, dado que sólo tu puedes saber cuanta presión puedes soportar.

Algunos modelos se conectan mediante cadenas diminutas a algún tipo de arnés, otros tienen peso. Actualmente, las más completas son las pinzas vibradoras, las cuales agregan a la presión en la zona, el efecto de vibración.

No todas las mujeres disfrutan de igual modo, algunas presentan gran sensibilidad en sus pezones, otras no tanto. La gran mayoría se encuentran en un punto medio. Sin embargo, los pezones no dejan de ser una zona erógena, y es un hecho que algunas mujeres incluso pueden alcanzar el orgasmo mediante su estimulación. Sea o no sea nuestra zona de juego favorita, la presión adecuada puede ser el complemento ideal para nuestras relaciones sexuales.

TE RECOMENDAMOS