Aceites para masajes

Aceite para masajes

Utilizados como parte del juego previo, los aceites para masajes eróticos suelen ser una muy buena forma de entrar en clima con tu pareja. ¿Quién no ha disfrutado alguna vez de esas sesiones de caricias que abarcan todo el cuerpo, resbalando hasta las zonas más íntimas?

Los masajes son uno de esos placeres que pueden disfrutarse, tanto dándolos como recibiéndolos. Y para que la experiencia fluya a la perfección, un buen aceite, apto para cualquier parte del cuerpo, es la mejor opción. Siempre es recomendable que, conjuntamente con los masajes, preparemos el espacio, esto hará que la experiencia sea mucho más completa. Para ello podemos poner una música suave, encender velas, hacer que el ambiente invite a la relajación, ya que, en un masaje erótico se disfruta con los cinco sentidos.

Regalar un masaje erótico a nuestra pareja puede ser la antesala de un encuentro sexual inolvidable, dado que la estimulación se extiende a todo el cuerpo. No olvidemos que la piel es el órgano más extenso que tenemos y, mediante el masaje, erogenizamos cada rincón, volviéndolo un punto generador de placer.

Uso

Para utilizarse con tranquilidad, debemos tener en cuenta que este tipo de aceites indiquen que son inocuos a la piel, no deben ser alergénicos ni causar ningún tipo de irritación. Al contacto con la piel deben resultar agradables, y deben ser de fácil limpieza. Habitualmente, este tipo de aceites generan una cuota de calor a medida que vamos realizando el masaje, esta sensación cálida ayuda a estimular y enriquecer el encuentro.

Como hemos dicho, la de los masajes eróticos es una experiencia que se disfruta con los 5 sentidos, es por ello que estos aceites específicamente diseñados cuentan con aromas agradables, nunca demasiado fuertes o invasivos, y sabores que nos invitan a lamer el cuerpo de nuestra pareja, dando lugar a innumerables juegos.

Es importante tener en cuenta que se trata de un aceite pensado únicamente para masajes, por lo que no debe ser utilizado como lubricante. Los lubricantes son productos diferentes, con una composición distinta y que fueron pensados para otro fin.

El masaje erótico ha sido siempre el idioma de las caricias, por lo que debes dar rienda suelta a tu imaginación y estar atento a las reacciones de tu pareja. Allí donde los suspiros y jadeos se vuelvan más intensos deberás redoblar tus caricias. Permite que tus manos resbalen con delicadeza, no cayendo en caricias demasiado obvias. Lo importante es no tener apuro y jugar con nuestro partenaire, así iremos descubriendo un universo de excitación que desconocíamos. Un buen masaje puede volvernos locos, por lo que contar con el aceite ideal es indispensable.

TE RECOMENDAMOS