Lubricante anal

Lubricantes anales

Durante mucho tiempo el sexo anal fue uno de los tabúes más grandes en lo que respecta al encuentro sexual. Por suerte, en la actualidad se ha convertido en una de las prácticas más comunes, dado que, con la correcta lubricación puede generar un placer inmenso (lubricantes anales).

Dado que la región del ano no cuenta con una lubricación natural, es imprescindible utilizar un lubricante artificial, para que la penetración se consiga de la forma más placentera. Ya sea que estés con una pareja masculina o que quieras jugar con algún tipo de juguete erótico anal, es muy importante tener en cuenta que, en lo que a esta práctica respecta, necesitarás una buena estimulación previa de la zona, un buen nivel de excitación, una lubricación adecuada, y una dosis de paciencia. La penetración anal nunca debe llevarse a cabo de forma apresurada, dado que el esfínter anal se dilata gradualmente, por lo que deberás proceder de a poco.

¿Qué lubricante se utiliza para el sexo anal? 

Existen varios tipos de acuerdo a su composición, y los hay también en muchas presentaciones diferentes. Dado que las relaciones anales pueden resultar dolorosas si no se practican de forma adecuada, es que aconsejamos el uso de un lubricante. Este favorecerá la dilatación y te permitirá disfrutar al máximo del placer anal. Los hay con base acuosa, con base de silicona o de aceite.

  • Los lubricantes con base acuosa son muy en textura y viscosidad a la lubricación natural. Sin embargo, al ser en gran parte agua, tienden a absorberse muy rápido, por lo que habrá que utilizar gran cantidad o ir refrescándolo durante el coito.
  • Los lubricantes con base de silicona son más densos que los de base acuosa, y no se absorben a través de la piel, por lo que su gran ventaja es precisamente su duración. Esto los vuelve ideales para el sexo anal. Además, pueden utilizarse con preservativos, por lo que puedes disfrutar en forma segura.
  • Los lubricantes con base de aceite son los menos utilizados, dado que no son aptos para utilizarlos con Su composición de tipo aceitosa puede dañar el látex del preservativo, afectando su efectividad.

El sexo anal ofrece un placer sin comparación, tanto para el hombre como para la mujer. Y puntualmente en el caso del hombre, no debe olvidarse que la zona P sólo es alcanzable a través de la estimulación anal, por lo que bien vale la pena animarse.

Algunos lubricantes pueden ofrecer, además, otras cualidades, tales como un efecto retardante de la eyaculación, efecto relajante o dilatador. Más allá de su composición, sus presentaciones varían de acuerdo a su forma de aplicación. Así tenemos los lubricantes en spray, en crema, tipo bálsamo o gel. La elección es estrictamente personal.

TE RECOMENDAMOS