Base de agua

Lubricantes base de agua

Utilizar un lubricante para intensificar tus relaciones íntimas es una excelente opción, dado que, ya sea para lograr una penetración más placentera o para el uso de un juguete sexual, los lubricantes son nuestros principales aliados (Lubricantes base de agua).

Entre los tipos de lubricantes que existen, los de base de agua son los más populares. Debido a que su contenido es mayoritariamente agua, no resultan pegajosos, son de fácil absorción, e hidratan la piel. Con una textura apenas viscosa, resultan ideales para utilizarlos tanto en la penetración vaginal como en la anal, y su uso es apto para ambos sexos. Resultan de muy fácil limpieza, no dejan residuos ni manchan la ropa. Pueden usarse con cualquier juguete o accesorio sexual, desde dildos y vibradores, a fundas para pene o arneses huecos, dado que su contenido de agua, glicerina y antisépticos, los vuelve aptos para materiales como la silicona médica, ABS, TPE, Cyberskin, Jelly o PVC. Su textura es agradable y va evaporándose gradualmente.

Este tipo de lubricantes con base de agua se encuentran correctamente testeados, para garantizarte una experiencia sexual 100% segura, sin irritar tu piel o la de tu pareja. Viene en distintos tamaños, por lo que puedes elegir el que más te convenga de acuerdo al uso que piensas darle. Además, resultan mucho más económicos que otras opciones de lubricación.

Tipos

Dentro de las variedades que podemos encontrar actualmente, los hay con distintos sabores, desde chocolate y fresa, hasta algodón de azúcar. Existen lubricantes con efecto de frío-calor, estimulantes, apto vegano, o incluso concentrados, especialmente pensados para practicar el sexo anal.

La correcta lubricación puede ayudarte a conseguir un placer mucho más intenso, permitiendo que la fricción de los cuerpos no llegue a irritar la piel. Absolutamente imprescindible para prácticas como el sexo anal o el uso de accesorios, los lubricantes con base de agua te garantizarán un placer sin límites.

TE RECOMENDAMOS