Limpieza

Limpieza productos

El uso de juguetes y accesorios sexuales es sumamente excitante, ya sea en solitario o con tu pareja, la amplia variedad que existe puede hacer que redescubras la sexualidad. Es indispensable, así como la correcta lubricación durante su uso, una buena limpieza de los mismos luego. Un juguete sexual que no ha sido aseado adecuadamente, puede resultar peligroso. Dado que la zona genital, tanto del hombre como de la mujer, es muy delicada, mantener limpios tus juguetes eróticos va a permitir que no se generen bacterias y hongos indeseables.

Para ello, existe una línea de productos de consistencia líquida, que se aplican en forma de spray directamente sobre el juguete, o sobre un paño. Su uso es muy fácil y rápido, y no deja residuos. Estos productos cuentan generalmente con desinfectantes, para garantizarnos una efectividad del 100%.

Otra opción, además de los sprays de limpieza, son los esterilizadores. Estos funcionan eliminando todos los gérmenes y bacterias de tus juguetes mediante luz ultravioleta. Es una de las formas más rápidas y eficientes de desinfectar tus juguetes. Eso sí, si bien desinfectan a la perfección, no se encargan de la limpieza, por lo que deberás limpiarlos antes de esterilizarlos.

Consejos

Recuerda siempre que una buena limpieza permitirá, además, que duren mucho más tiempo.

A veces una mala limpieza de tus juguetes sexuales puede provocar infecciones indeseables o en muchos casos hongos genitales. Esto se debe a que las mucosas son muy sensibles y propensas a reaccionar ante la presencia de una bacteria, germen u hongo. Para evitar todo ello es importante y absolutamente necesario mantener una correcta limpieza de nuestros juguetes sexuales. No basta con enjuagarlos bajo el grifo, debemos eliminar cualquier resto de fluido corporal en su superficie, para ello, tal y como ya hemos mencionado existen distintas formas de garantizarnos una correcta limpieza y desinfección de nuestro juguete favorito. Sea cual sea la forma que elijas, asegúrate que se trate de productos no abrasivos que sean aptos para el tipo de material del que esté hecho tu sex toy. Recuerda que si utilizaste un vibrador o estimulador anal, al momento de su limpieza deberás tener en cuenta que la zona del ano, suele ser más sucia, por lo que te recomendamos que laves muy bien el juguete y luego lo desinfectes o esterilices.

Si eres alguien que les da mucho uso, tal vez sea más recomendable que optes por un esterilizador. Este tipo de artefacto actúa en pocos segundos eliminando cualquier tipo de germen o bacteria, con lo cual te garantizas un uso mucho más seguro de tus juguetes, y puedes entregarte al placer sin riesgos.

TE RECOMENDAMOS