Huevos vibradores

Huevos vibradores

Con una estética sofisticada y a la vez super discretos, los huevos vibradores se han convertido en poco tiempo en uno de los preferidos de las mujeres en todo el mundo. Con un tamaño relativamente pequeño y varias opciones de vibración, estos juguetes son capaces de estimularte tanto interna como externamente, y ayudarte a alcanzar el clímax.

Una de las virtudes de estos huevos vibradores es que mucho de ellos cuentan con un mando a distancia, esto significa que puedes darle el control de tu placer a quién tu prefieras, y dejarte estimular sin límites. Una fantasía muy recurrente en las parejas, la cual se popularizó luego de la aparición del libro (luego película) “50 sombras de Grey”, es aquella en la cual la mujer es atada de pies y manos, a la vez que se introduce uno de estos juguetes en la vagina. El perder el control absoluto de la situación puede ser un gran estimulante y un motor para la imaginación.

Para jugar sola o disfrutar en pareja, estos huevos vibradores son una muy buena opción como primer juguete erótico, dado que son muy fáciles de utilizar. También resultan excelentes como complemento de otros estimuladores, como por ejemplo los succionadores clitorianos. En el caso de los succionadores, al no mediar vibración alguna, sumarlo a la estimulación interna de un huevo vibrador, acabará por brindarnos una estimulación mucho más completa.

¿Cómo elegir un huevo vibrador?

Ya sean de plástico ABS o de silicona, los modelos de huevos vibradores que existen en el mercado, resultan suaves y agradables al tacto. Como dijimos más arriba, algunos cuentan con un mando a distancia, otros en cambio se controlan desde el mismo huevo; pudiendo variar la intensidad y el ritmo de sus vibraciones. Una de sus características principales es su tamaño pequeño, lo que los vuelve ideales para llevar en el bolso o llevarlos de viaje. Los hay con cable o inalámbricos, con baterías o recargables mediante un cargador USB, sumergibles… Como puedes ver, las opciones son infinitas.

Todo juguete sexual se presta para dejar volar nuestra imaginación, sin embargo, algunos de ellos, ya sea por su tamaño o por su diseño, quedan necesariamente reservados para el uso en la intimidad. Con los huevos vibradores es diferente. Puedes jugar en cualquier lugar, sólo tu sabrás que está ahí (y lo que está haciendo contigo…). Salir a la calle con uno de ellos ubicado en el interior de tu vagina, vibrando en forma intermitente, puede ser una experiencia de lo más excitante.

Cabe aclarar que el huevo vibrador no es sólo para un uso únicamente vaginal. Técnicamente puede utilizarse para masajear todo el cuerpo, por lo que, hacerlo recorrer la parte baja del cuello, los pezones, e ir descendiendo de a poco hasta alcanzar la vulva y el clítoris, te permitirá alcanzar un estado de relajación que resultará óptimo para luego comenzar a estimularte más vigorosamente.

Elegir el vibrador que mejor se ajuste a nuestras necesidades y gustos, requiere de tiempo (no demasiado, no temas). Es importante tener en claro qué es lo que estamos buscando, sólo así conseguiremos disfrutar de nuestra sexualidad plenamente.

TE RECOMENDAMOS