Bolas chinas

Bolas chinas

Si lo que estás buscando es fortalecer tu suelo pélvico, las bolas chinas o bolas Kegel, son la mejor opción. Muy fáciles de usar, ya sea con fines terapéuticos o eróticos, este accesorio puede ayudarte a generar un mejor tono muscular, así como una mayor fuerza de tu zona pélvica.

Se trata de dos pequeñas bolas unidas por un cordón, que contienen en su interior, a su vez, otra pequeña bolita. Al introducirlas en la vagina generan por acto reflejo que la musculatura pélvica se contraiga. Además, la bolita pequeña, al chocar con las paredes de las bolas más grandes, genera pequeñas vibraciones que resultan muy placenteras.

Puedes usarlas mientras caminas o practicas tus ejercicios de Kegel, las bolas chinas resultan una muy buena forma de entrenamiento del suelo pélvico. Con la edad, y sobre todo luego de atravesar el embarazo y el parto, nuestro suelo pélvico suele desgastarse, lo que puede llegar a provocar problemas como prolapso o incontinencia urinaria. Por todo esto es que las bolas chinas, si bien pueden ser utilizadas como una forma de estimulación erótica, debido a su sensación placentera, son fuertemente recomendadas por su carácter terapéutico.

El uso periódico de las bolas chinas genera una contracción involuntaria y continua de los músculos pélvicos. Esto permite que aumente la circulación sanguínea y ganes más tono muscular.

¿Puedo utilizar las bolas chinas durante todo el día?

Si recién estás comenzando con las bolas chinas, suele recomendarse su uso por períodos más bien breves, luego, podrás ir incrementando gradualmente la cantidad de tiempo que las llevas. Es importante que te sientas a gusto con ellas dentro, de lo contrario, deberás retirarlas de inmediato y volver a probar con períodos más breves. Sin embargo esto varía con cada mujer, algunas pueden llevarlas durante horas, sin percibir ninguna molestia, todo lo contrario. Lo importante para poder sentir con mayor intensidad su efecto es mantenerse en movimiento, si te sientas o te quedas quieta es muy probable que no sientas nada.

Todos hemos leído o visto las 50 Sombras de Grey, para muchos esta fue la primera vez que oyeron hablar de las bolas chinas y su poder estimulante. Si bien hemos hecho hincapié en que su función principal es terapéutica; utilizarlas como parte de un juego erótico con nuestra pareja puede ser una experiencia indescriptible. Precisamente por la sensación de “algo jugueteando allí abajo”, imposible de ser controlado; que con cada uno de nuestros movimientos nos estimula aún más, y nos hace contraer y relajar intermitentemente los músculos de nuestra vagina, las bolas chinas son un accesorio maravillosamente simple, y a la vez, profundamente poderoso. Si nunca has experimentado la sensación de estas dos bolas recorriendo tu interior; entonces te las recomendamos absolutamente. Además puedes estar tranquila, dado que están fabricadas con materiales 100% confiables.

TE RECOMENDAMOS